"Para proponerle contenidos personalizados según sus preferencias y para optimizar su experiencia de compra, eminza usa cookies. Al seguir navegando en nuestra página, acepta su utilización."

Haz clic aquí para más informaciones.

El Blog de Eminza

¿Cómo elegir el mantel perfecto?

Para tu vida diaria o para un gran evento, elegir un mantel adecuado es esencial para tener éxito en tus comidas. Tamaño, tela, mantenimiento… En Eminza te contamos todo sobre el mejor mantel que puedes elegir para tí y tus invitados.

mantel rectangular con estampados

¿Cómo elegir el tamaño de tu mantel?

Al igual que con toda la ropa de cama, el tema de la selección del tamaño de un mantel, puede convertirse en un dolor de cabeza. Elegir el mantel adecuado dependerá, sin duda, de la forma y las medidas de la mesa. Al momento de escoger, recuerda que la practicidad y la estética del mantel, son lo más importante. Ten en cuenta que un mantel que se detenga justo en el borde de una mesa, no va a ofrecerte una bonita presentación; y, por el contrario, un mantel demasiado largo, podrá ser incómodo y molestar a los comensales. Un mantel largo de hule, por ejemplo, tenderá a doblarse o elevarse permanentemente. En cambio, un mantel de algodón o de lino en colores crudo, pastel o blanco, es elegante incluso cuando queda a ras de suelo. No olvides también dejar 30 centímetros de espacio entre cada asiento y cada plato, lo cual aportará bastante estilo en tu mesa.  

Para un matrimonio u otras ocasiones especiales, decorar la mesa del banquete con manteles individuales de mesa, que tengan colores a juego, será del mismo modo, imprescindible.

El tamaño de un mantel para una mesa cuadrada

Para elegir manteles cuadrados, mide una parte de la mesa y agrega 30 cm por cada lado. Por ejemplo, si dispones de una mesa de un metro cuadrado, tu mantel ideal deberá medir 130 x 130cm. O si tienes un mantel cuadrado de 175 cm, podrás ponerlo sin problema en una mesa para 4 personas. Ten en cuenta que un mantel cuadrado puede colocarse perfectamente en mesas redondas; y, al contrario, un mantel redondo también puede colocarse en una mesa cuadrada. Este aspecto que acabamos de mencionar está cada vez más de moda en las tendencias actuales de decoración del comedor. Del mismo modo, no olvides que usar servilletas cuadradas está muy de moda, incluso si dispones de un mantel para mesa redonda.

El tamaño de un mantel para una mesa redonda

Para los manteles redondos, es importante medir el diámetro. Según la medida de tu mesa, añade 30 cm de cada lado para elegir tu mantel ideal. Esta medida puede variar ligeramente, pero siempre debe estar entre 20 y 35 cm. Un mantel redondo de 140 cm, por ejemplo, será ideal para una mesa de 2 personas.

El tamaño de un mantel para una mesa rectangular

Para elegir un mantel rectangular, mide el ancho y la longitud de tu mesa, añadiendo unos 60 cm de cada lado. Por ejemplo, si la mesa mide 80 cm de ancho y 130 cm de largo, las dimensiones del mantel tendrán que ser:  

Ancho de 80 cm (superficie de la mesa) + 60 cm (de caída) = mantel de 140 cm

Largo de 130 cm (superficie de la mesa) + 60 cm (de caída) = mantel de 190 cm

Para darte una idea, un mantel rectangular de 250 cm es ideal para una mesa de 6 a 8 personas. Un modelo de 380 cm, por su parte, corresponde a mesas grandes (de 10 a 12 personas). Ten en cuenta que los manteles rectangulares le van perfectamente a las mesas ovaladas; y, viceversa, los manteles ovalados también quedan perfectos sobre las mesas rectangulares.

¿Qué tipo de tela para tu mantel?

¡Cuidado! El primer lavado de los manteles puede causar una pérdida de entre un 4 y 6% de las dimensiones originales de éstos. Es el caso de los manteles de tela (lino y algodón). Otros manteles son fáciles de cuidar, como es el caso de los modelos con revestimiento, o anti-manchas en poliéster, ideales para proteger tus mesas de todo tipo de líquidos.  

Manteles con revestimiento y anti-manchas

Los manteles con revestimiento son lo mejor de lo mejor en cuanto a mantelería: entre estética y practicidad, son ideales para vestir tu mesa. Su revestimiento acrílico evita que las manchas penetren en la tela, por lo que un simple gesto de esponja es suficiente, sin tener que lavarlo completamente en la lavadora. Este revestimiento, es muy eficaz y no aporta ninguna rigidez al textil, siendo flexible y muy suave.

Los manteles anti-manchas o impermeabilizantes están equipados con una película protectora invisible aplicada desde la fabricación, a menudo en forma de pulverización, lo que facilita la limpieza de la tela.

Manteles de lino lavado

El lino lavado es una tela tendencia desde varios años, tanto para la mantelería, como para la ropa de cama ¡Y no es casualidad que lo veas por todas partes! De hecho, el lino lavado seduce primero por su aspecto singular, que es elegante y natural ¡No tengas miedo de lavarlo una y otra vez! Gracias a esta increíble tela , tu mantel será cada vez más hermoso y flexible después de cada lavado.

Manteles de algodón

¿Quieres un mantel de tela natural sin necesidad de romper tu alcancía? ¡El mantel de algodón es perfecto para ti! Existe una amplia gama de colores y patrones en manteles de algodón. Así podrás vestir elegantemente tu mesa de comedor, mientras la proteges de las manchas y las salpicaduras. Al igual que el lino, el algodón puede lavarse en máquina, pero te aconsejamos que sigas siempre las instrucciones de lavado. Recuerda que algunos modelos de esta gama están hechos de algodón de tipo anti-manchas.

Manteles de poliéster

El mantel de poliéster es extremadamente práctico y perfecto para aquellos que no quieren perder el tiempo planchando. De hecho, el material de este mantel es bastante resistente y tiene la ventaja de arrugarse muy poco, lo que hace que la etapa del planchado ya no sea una pesadilla.

Manteles de hule

Estos manteles de plástico son los mejores aliados de los padres apresurados. Gracias a su material de PVC, las manchas y líquidos no impregnan el textil y se pueden eliminar con una simple esponja. Recuerda que con estos manteles no hay necesidad de realizar lavados a máquina, pues su misión es la de cubrir y proteger tus mesas sin interrupción con un material de fácil limpieza.

Los artículos del momento