"Para proponerle contenidos personalizados según sus preferencias y para optimizar su experiencia de compra, eminza usa cookies. Al seguir navegando en nuestra página, acepta su utilización."

Haz clic aquí para más informaciones.

Oferta de Navidad | Hasta 70% de dto. en decoración navideña - Aprovecho >

El Blog de Eminza

¿Cómo elegir una funda nórdica?

Todos soñamos con hacer de nuestro dormitorio un lugar acogedor. Lo que es lógico, ya que ¡Pasamos casi un tercio de nuestra vida en la cama! Entonces, antes de caer entre los brazos de Morfeo, te sugerimos unas ideas para elegir tu funda nórdica correctamente.

funda nórdica gris con estampados geométricos

¿Qué tipo de tela elegir?

Una buena ropa de cama es esencial para un sueño reparador, por eso se recomienda un juego de sábanas de calidad, hecho en una tela refinada. Según tus gustos, puedes elegir una funda nórdica de tela natural. El puro algodón sirve para todo el año: en invierno se adapta a la temperatura corporal y retiene el calor. En verano, absorba la humedad. Ten en cuenta que cuanto más ajustado sea el tejido, más suave y resistente será la funda nórdica de algodón. Se trata de percal de algodón cuando la tela se compone de más 80 hilos/cm2. Fácil de limpiar, tiene un aspecto liso para una sensación de bienestar. Por fin, el satén de algodón, con 120 hilos/cm², garantiza una tela muy suave, cómoda tanto en verano como en invierno.

funda nórdica blanca en percal de algodón

Funda nórdica en percal de algodón

La franela, originalmente hecha de lana, es hoy en día generalmente hecha de algodón. Su tacto suave la convierte en un producto muy agradable. La funda nórdica de lino es famosa por ser fresca en verano y cálida y acogedora en invierno. Esta tela natural y noble, que garantiza una regulación térmica eficaz, se suaviza a lo largo de los lavados. El “mestizaje”, combinación del lino y del algodón, es saludable y absorbente, fresco en verano y cálido en invierno. La funda nórdica en bambú está hecha de una fibra vegetal cómoda y naturalmente antibacteriana.

funda nórdica beige en lino

Funda nórdica en lino

Existe también unas telas a base de fibras sintéticas: la funda nórdica de microfibra de poliéster es ligera, transpirable y capaz de evacuar la humedad. Fácil de mantenimiento, no requiere planchado. Para los indecisos, existe la mezcla de poliéster y algodón.

 

¿Cómo acertar con las medidas de tu funda nórdica?

Empieza por elegir un tamaño de relleno nórdico adecuado. Debe ser más ancho que el colchón, para que sobresalga de unos 25 a 50 cm por los bordes. Luego, todo depende del grosor del colchón y de tus preferencias, si te gusta envolverte dentro de las sábanas, si duermes con otra persona o solo, etc.

Una vez el relleno elegido, queda por escoger la funda nórdica. Una funda demasiado pequeña comprimirá el edredón y resultará incómoda; al contrario, un modelo demasiado grande dejará espacios vacíos y se perderá el calor. La funda nórdica debe ajustarse al relleno.

Por ejemplo, para una cama individual de 90 cm, opta por una funda nórdica de 140 x 200 cm. Para una cama doble de más o menos 160 cm, puedes elegir un modelo 240 x 220 cm o 260 x 240 para una caída más importante. Para una cama king size (180 cm de ancho), la funda nórdica debe medir idealmente 260 x 240 cm.

 
 
Dimensiones
del colchón
Cama simple estándar
90 x 200 cm
Cama doble estándar
140 x 200 cm
Queen size
160 x 200 cm
Dimensiones del
relleno nórdico
140 x 200 cm
caída corta
200 x 200 cm
caída larga
200 x 200 cm
caída corta
240 x 220 cm
caída larga
240 x 220 cm
caída corta
260 x 240 cm
caída larga

 

 
Dimensiones
del colchón
King size
180 x 200 cm
Super King size
200 x 200 cm
Dimensiones del
relleno nórdico
260 x 240 cm
caída larga
280 x 240 cm
caída larga
300 x 240 cm
caída larga
(colchón grueso)

El estilo de la funda nórdica: un elemento clave para la decoración del dormitorio

¡La comodidad es esencial, pero no hay que olvidar el aspecto estético! La ropa de cama es un elemento clave en un dormitorio, el que marca la pauta y decora el dormitorio. Debe corresponder al estilo de cada uno. Hoy existe una amplia gama de fundas nórdicas: modelos lisos o bicolores, con estampados o diseños geométricos.

La ropa de cama desparejada está de moda. Puedes optar por una funda de almohada de un color distinto del de la funda nórdica. La clave es combinar los colores con elegancia o jugar con los tonos, por ejemplo con un beige rosado y un rosa cereza. 

Funda nórdica roja con motivos florales
fundas para almohada surtidas en lino lavado

En cuanto a los colores, recuerda mantener el equilibrio con el color del cuarto. Si las paredes ya están coloreadas, mantén la armonía con sábanas en colores suaves: topo, beige, rosa o gris perla. Al contrario, en un ambiente sobrio, añade un toque de color. Podrás elegir entre rojo, azul índigo o violeta muy elegante en un dormitorio matrimonio. No olvida que, para garantizar un sueño reparador, la elección de los colores es fundamental: los tonos pastel o los colores fríos favorecen la relajación. Si te gustan los colores cálidos, opta por un juego de sábanas en ocre, amarillo o carmín para el verano.

Para una habitación infantil, escoge modelos con dibujos adaptados a su edad: con héroes o animales. Para un adolescente, el edredón Nueva York, al igual que el modelo con la bandera inglesa, es un gran éxito. Un modelo liso de algodón con rayas simples y finas asegura un estilo unisex, atemporal y sobrio.

Los artículos del momento