"Para proponerle contenidos personalizados según sus preferencias y para optimizar su experiencia de compra, eminza usa cookies. Al seguir navegando en nuestra página, acepta su utilización."

Haz clic aquí para más informaciones.

BLACK FRIDAY  |   -20% en tu producto favorito | Entra el código : BLACKF19 en tu cesta - hasta el 29/11/19

El Blog de Eminza

¿Cómo elegir tu alfombra de salón?

El tamaño, la materia y los colores son los 3 elementos principales a tener en cuenta a la hora de elegir tu alfombra de salón. Te explicamos punto por punto y con imagén cómo hacer la buena elección.

elegir su alfombra de salón

¿Cómo elegir el tamaño de tu alfombra?

Antes apreciadas por sus propiedades aislantes, las alfombras se han convertido en verdaderos accesorios de decoración. Siempre asociadas a la idea de comodidad, permiten sobre todo darle estilo a la sala de estar. Ambiente acogedor, moda étnica o bohemia chic, estilo nórdico depurado... una alfombra, fácil de mover y renovar, marca la pauta. Pero tienes que elegirla bien.

Antes de escoger un modelo, es crucial tomar las dimensiones correctas. Las medidas estándares de una alfombra de salón son de 170 cm x 240 cm a 200 cm x 300 cm. Para asegurarte de que no te equivoques, coloca hojas de periódico en el suelo donde pondrás la alfombra. Después basta con medir la superficie.

La alfombra de salón debe adaptarse al tamaño de la habitación para no desproporcionarla. Si toca las paredes, una alfombra grande aparecerá estrecha en una habitación pequeña y tenderá a disminuir el espacio. Por el contrario, una alfombra pequeña y rectangular colocada en medio de un salón moderno se verá ridícula. En el salón, las tendencias decorativas han evolucionado. En el pasado, las alfombras se colocaban delante de los sofás y sillones, debajo de la mesa de centro. A partir de ahora, las alfombras pueden deslizarse por debajo de los asientos, sin una delimitación estricta. Depende de los gustos de cada uno, pero se recomienda que la alfombra sea más imponente que el mueble para realzarlo. Además, la alfombra delimitará un área y dividirá la sala de estar en dos partes, con un espacio cosy por un lado y el comedor por otro lado.

Luego viene la cuestión de la forma: ¿alfombra cuadrada o redonda? Para un efecto visual exitoso, favorece un diseño en armonía con la distribución de la estancia para mantener una lógica estética. Evita una alfombra redonda en un espacio alargado. En cambio, quedará bien bajo una mecedora para crear una zona de lectura con una gran lámpara de pie. Si la sala de es grande puedes permitirte todas las formas de alfombras. Sin embrago, para mantener el equilibrio, si hubiera varias alfombras, es mejor evitar mezclar varias formas.

 

 

alfombra de salón gris con estampados bajo un sillón
salón con alfombra redonda

Eligir una textura adecuada

Las alfombras invitan al viaje. Ellas solas crean un estilo. Pero hay que pensar también en lo práctico. La elección de la textura depende del uso al que se destina la alfombra. Por ejemplo, una alfombra shaggy con su impresión de volumen y suavidad da un toque suave. Será perfecta cerca de la chimenea o del sofá, pero mejor evitar de colocarla bajo la mesa de comedor, por las migas y la suciedad. Las alfombras pueden convertirse en nidos de polvo, por lo que deben ser cepilladas o aspiradas regularmente. Si la limpieza no es lo tuyo, evita las alfombras de pelo largo.

alfombra de salón fácil de limpiar

Si la estética es esencial, es importante anticipar la limpieza de la alfombra. Las fibras naturales como el algodón o la lana pura son fáciles de limpiar. Los modelos de pelo corto también son fáciles de mantener. Estas preguntas deben ser consideradas, especialmente si tienes niños pequeños que tienden a dibujar en todas partes.... Para la alfombra de cocina, se recomienda materiales resistentes al agua, como el polipropileno, el poliéster o el bambú. En el dormitorio matrimonial, puedes optar por un modelo extra suave, con aspecto lanoso o de piel sintética.

Nuestro consejo para elegir el color de la alfombra de tu salón

Tienes que ser lógico. Una alfombra de entrada suele ensuciarse rápidamente. Entonces en el pasillo, prefiere los colores oscuros. Ten en cuenta que una alfombra de color claro, sin embargo, dará la impresión de agrandar la estancia. La alfombra con diseño geométrico puede dar un verdadero estilo, pero si viene con un rombo central, ¡Evita esconderla bajo la mesa! En este caso, favorece los dibujos estirados sobre toda la superficie o a lo largo del borde.

En cuanto al aspecto decorativo, todo depende del estilo de la estancia. En un salón con un estilo fuerte, muy colorido por ejemplo, es mejor favorecer los tonos sobrios y claros como una alfombra de color topo o blanquecino. Al contrario, en una habitación neutra, se puede usar colores vivos: amarillo mostaza, azul turquesa, verde anís o rojo vivo. También puedes optar por un estilo original con una alfombra ultramoderna en una decoración clásica o un modelo multicolor en un suelo de parquet antiguo para añadir un toque de fantasía.

Los modelos con una fuerte identidad como la alfombra kilim o las alfombras bereberes crean un estilo propio. Las alfombras tejidas planas, en la misma tonalidad, pueden mezclarse para crear un patchwork. Entre el verano y el invierno, o según sus deseos, es fácil de hacerle un cambio de look a tu hogar.

alfombra kilim colorida
alfombra bereber

Los artículos del momento