"Para proponerle contenidos personalizados según sus preferencias y para optimizar su experiencia de compra, eminza usa cookies. Al seguir navegando en nuestra página, acepta su utilización."

Haz clic aquí para más informaciones.

Oferta de Navidad | Hasta 70% de dto. en decoración navideña - Aprovecho >

El Blog de Eminza

¿Cómo hacer más acogedor el dormitorio?

No es siempre la primera estancia en la que pensamos cuando hablamos de decoración. Sin embargo, para lograr una decoración acogedora, hay que tener en cuanto varios pasos. Pero, ya verás, sólo algunos detalles pueden cambiarlo todo.

dormitorio acogedor con pared verde

Colores suaves para una habitación acogedora

El dormitorio de matrimonio y de los adolescentes es un espacio dedicado al descanso y la relajación. Para favorecer un sueño óptimo, opta por un tono suave y claro. Ten cuidado, un dormitorio con paredes blancas puede resultar frío. Por el contrario, los colores pastel, como el rosa pálido o el azul claro, crean una atmósfera acogedora. Para dinamizar el espacio y dar perspectiva, puedes optar por un color topo o blanquecino y elegir un color más brillante u oscuro, como el verde almendra o el azul marino, en una sola pared. Por ejemplo, en un dormitorio de estilo nórdico, los colores son armoniosos y relajantes.

Ten en cuenta que el papel pintado vuelve a estar de moda. Una vez más, será necesario armonizar la decoración aplicando el papel pintado a una sola pared y optar por un modelo con dibujos delicados. De lo contrario, dará un efecto agresivo. Sin embargo, una atmósfera zen es esencial para dormir bien. También trae claridad al piso. Para una habitación acogedora, elige un suelo de madera en bruto, a la vez natural y cálido o una alfombra trenzada de fibras naturales. Olvida los azulejos, ¡Demasiado fríos para un dormitorio! 

Lo único que queda es amueblar el espacio. También en este caso, preferimos confiar en los muebles de madera clara para crear un ambiente acogedor y suave. Desde la mesita de noche hasta el baúl y la cómoda, el color claro ofrece un aspecto refinado.

Jugar con la luz

Para crear un ambiente acogedor, la iluminación es de lo más importante. Como en toda la casa, un interior con luz natural es siempre más agradable. Igual para el dormitorio. En este caso sólo tienes que instalar cortinas opacas o semi opacas para la noche. Por la noche, opta por una luz suave y de baja intensidad. Lo ideal es multiplicar las fuentes de luz alrededor de una lámpara de techo principal. Evita el plafón que emite un resplandor hacia abajo. Esto crea una impresión de aplastamiento. La bola luminosa o la lámpara de ratán están de moda. Sobre la mesita de noche, pon una lámpara de metal ajustable, ideal para leer. En el lado del armario, piensa en los focos empotrados.

Para embellecer la habitación, no omite accesorios decorativos como las velas o una guirnalda de luces colgada en el estante mural o envuelta en un portavela de cristal.

dormitorio acogedor con guirnaldas de luces y velas

Elegir ropa de cama adecuada

Cálida, suave, cómoda…la ropa de cama no falta de adjetivos. Elige textiles con colores claros y suaves. Para la funda nórdica, por ejemplo, opta por un gris claro, beige o crudo. Las telas naturales como el lino o el algodón lavado aportan elegancia y simplicidad. La franela es perfecta para crear un ambiente cálido y suave. En invierno, añade un edredón o un relleno nórdico grueso.

La manta polar es un elemento esencial para pasar los meses de invierno. Esta tela polar o de piel sintética, lisa o con diseño geométrico, es muy agradable para enrollarse. También aporta un toque cálido. La decoración textil es de lo más importante para cambiarle el look a un dormitorio. Para un aspecto aún más acogedor, no dudes en multiplicar la cantidad de almohadas. Pero también piensa en los pequeños cojines decorativos. En colores cálidos o en tonos eclécticos, la funda de cojín puede dinamizar el cuarto. ¡Además, basta con adaptarlas según las estaciones o tus deseos para cambiar de decoración!

En tus proyectos, no te olvides del sueño. La elección de la cama con dosel es imprescindible para una habitación romántica. Más neutro, el cielo de cama es una idea original para embellecer la habitación. Además, un simple cabecero, hecho de madera en bruto o tela tapizada, aporta calidez.

manta polar
manta y cojines polares

La alfombra: un accesorio esencial para hacer acogedor tu dormitorio

Elemento de decoración indispensable, la alfombra permite mantener los pies calientes por la mañana. Para un aspecto cosy, prefiera un modelo de pelo largo que sea suave al tacto. Ese tipo de alfombra no es adecuada para todas las habitaciones de la casa pero queda bien en un dormitorio, un lugar con poca suciedad.

Puedes dar el toque final con un sillón de tela, si tienes suficiente espacio. También, no hay nada mejor para decorar tu dormitorio que esparcir unas cuantas plantas verdes. Visualmente, aportan un toque vivo y dinámico, pero también pueden ser muy útiles. Las plantas descontaminantes desinfectan el aire interior para garantizar un bienestar óptimo.

alfombra redonda motivos étnicos
alfombra piel de oveja

Los artículos del momento